Tres cosas del culturismo que ha de olvidar

30.04.2014 17:34

Es útil analizar lo que creemos sobre la nutrición, entrenamientos y todas las otras cosas que usamos para tener progresos en el gimnasio. Pero el mas espantoso es cuando descubres que creías en algo que es total ineficiente, o peor, hasta contra-productivo. Hay que estar abierto a cambios, no perpetuar los mismos cuentos al infinito. Cada gimnasio tiene “a se individuo”; el individuo al que le podrías escribir la rutina de entrenamiento, porque cada vez que lo veas, va haciendo las mismas cosas-los mismos ejercicios, en los mismos días, con las mismas pesas y las mismas repeticiones. Este individuo no evolucionara nunca, porque esta atrapado en el único método que conoce y que no quiere cambiar.

Vamos a ver que errores hay que evitar y lo que hay que saber para no llegar en la misma situación.

 

1. No estás tu tipo somático.

El tipo somático es una de las tres etiquetas utilizadas por las personas para describirse. Los gordos que se encuentran en dificultades para adelgazar dicen que son endomorfes; los muy delgados que no pueden ganar peso dicen que son ectomorfes; y los desgraciados esos afortunados de ganan músculos encima sea lo que harían, se llaman mesomorfes.

 

Es un sistema de catalogación muy conocido porque parece tan científico y exacto. Si te ves como uno de los tipos somáticos, entonces eres ese tipo somático y naciste con sus desventajas o sus ventajas. En consecuencia, hay que comer o entrenar en cierto modo. También este sistema permite la aparición de las escusas “Soy ectomorfe, no es mi culpa de que tengo 60 kilos y 1,90 m altura… así naci”.

El problema es que estas categorías han sido descritas la primera vez en los años 40’ por el Dr. William Sheldon, un psicóloga, que las utilizaba para poder determinar la personalidad de un individuo, mediante la prisma de sus características. No tenia nada que ver con la mejora del aspecto físico.

 

La idea detrás de los tipos somáticos viene de la conexión entre cuerpo y personalidad. En esencia, se pensada que los individuos mas gordos son mas joviales y felices que los delgados. Cuanto mas extremo es un físico cuanto mas extrema es la personalidad. Y aquí surge el problema cuando los deportivos aplican semejantes tipos somáticos. No tiene ninguna aplicación práctica en lo que concierna como debería comer o entrenar.

 

Igual es mejor desde en punto de vista mental, para un principiante delgado saber que Frank Zane es un ectomorfe e igual consiguió ganar Mr. Olympia tres veces. Igual que el principiante gordito mira “al señor Olympia” Jay Cutler y dice: si este endomorfe puede ser tan grande y tan definido, entonces yo también puedo. Pero no van a llegar a ninguna parte si no se detienen en utilizar los términos psicológicos para influir la preparación física. Olvida de las etiquetas y tratarse a si mismo como un individuo único.

 

Si eres alto y delgado no hay que comer como un ectomorfe. Hay que comer como un individuo alto y delgado que quiere ganar peso. Igual tienes un metabolismo rápido (un estereotipo para ectomorfes), o igual no lo tienes. Quieren una manera fácil de saberlo? Come cuanta mas comida durante una semana. Si no ganes nada de peso, la próxima semana come mas.

Por otro lado, si eres un individuo de 100 kg, y redondo y jovial, no eres endomorfe, eres gordo! Deja las escusas y cuida la dieta. Sencillo! El tipo

gordito mas los entrenamientos con pesas, mas dieta, mas algo de cardio, resulta al final un individuo musculoso y definido. No hay ningún endomorfismo en el medio.

Cada endomorfe o ectomorfe que llegaron culturistas de éxito tienen algo en común: entrenaron duro, comieron inteligente y han sido consecuentes. Es fabuloso como estas tres cosas pueden superar cualquier tipo somático.

 

2. Medir tu grasa corporal es inútil.

Otro problema en el que se atropellan muchos de los que van al gimnasio. La relevancia en el mundo real de conocer tu porcentaje de grasa es igual a cero. Los culturistas profesionales tienen entre 2% y 5% grasa cuando están en la escena, pero no importa de verdad cuando, porque no existe una prueba en la que se realiza una prueba que mida este porcentaje. Por supuesto, hay que ser extremamente definidos. Pero existen momentos cuando el que tiene 5% grasa se ve mejor que el individuo que tiene 3% grasa. El aspecto importa y no la cifra.

 

También para aficionados es una perdida de tiempo aun mayor. Aunque consigues medir correcto el porcentaje de grasa (una carga difícil en si), todo lo que obtienes es una cifra, nada tangible. Y además no te dice nada nuevo. Sea eres una persona muy definida, definida, no demasiado definida o gorda.

Para seguir tu progreso con la ayuda del porcentaje de grasa hay que hacer mediciones muy exactas y cada vez mas espesas. Pero también en esos momentos existe un cierto margen de error. 14% esta semana y 12% la otra debería significar que perdiste peso, SI las mediciones han sido realizadas en perfecta perfección.

 

Pero si necesitas obligatorio conocer el porcentaje de grasa, sea para exaltarte sea para tener un objetivo al que llegar, entonces existen unas reglas para determinar con aproximación este porcentaje, sin que hayan necesarias unas herramientas especiales.

Los mangos del amos” o el aspecto de magdalena gorda es casi de 20-25%. Si puedes chupar mas de 2 cm de grasa alrededor de la talla y los pectorales parecen necesitar “apoyo” entonces es el momento de dedicarse a una dieta y a unos entrenamientos específicos para adelgazar/definir.

El porcentaje de grasa hasta 10% significa que el abdomen (mas exacto los cuadraditos) este visible, aunque no muy profundo y la parte superior de los brazos presentar algo de separación muscular. Probablemente que también en las piernas se ve una cierta separación entre los grupos musculares.

 

Para las cifras debajo de 10% las cosas se ponen descarriadas. El abdomen definido como en las revistas, en los que se distinguen hasta los oblicuos, la separación perfecta entre bíceps y tríceps e igual para las piernas. Es el tipo de condición física que es casi imposible de mantener mas de unas semanas sin una atención excesiva constante hacia la nutrición.

Si tu objetivo es un físico definido y bien construido, entonces no te atormentes demasiado con los porcentajes de grasa. Mejor utilizar fotos como medición del progreso. Son mas confiables y mas practico para utilizar.

 

3.El entrenamiento de todo el cuerpo en una sesión no es solo para principiantes.

Si quieres tener músculos grandes, hay que entrenar asi como lo hacen las personas con músculos grandes, no? pero mucha gente no sabe que un número muy elevado de personas construyeron los músculos grandes mediante entrenamientos para todo el cuerpo. De hecho, en los viejos tiempos, los culturistas crecían en músculos y se ponían fuertes, y todos los planes de ataque incluían el entrenamiento de todo en cuerpo en cada sesión.

 

La división de los entrenamientos en grupos musculares no es la única modalidad de crecer en músculos. La verdad es que ambos métodos funcionan. Los entrenamientos para todo el cuerpo pueden ser útiles a cualquiera hasta a los muy experimentados.

La verdad es que “el entrenamiento de todo el cuerpo” suena ligero. Un programa de entrenamiento de todo el cuerpo podría verse algo asi:

A) Ejercicio para la parte superior que implica tirar las pesas.

B) Ejercicio para la parte superior que implica empujar las pesas.

C) Ejercicio para la parte inferior.

 

Un ejemplo seria, filado, empujado con la barra y presión para piernas. Un método eficiente de trabajar todo el cuerpo de arriba hasta abajo, y al final sentirse satisfecho después de un buen entrenamiento. Pero, un entrenamiento de todo el cuerpo podría verse algo así:

A) Ejercicio para espalda.

B) Ejercicio para pecho.

C) Ejercicio para piernas.

D) Ejercicio para hombros.

E) Ejercicio para femorales.

F) Ejercicio para tríceps.

G) Ejercicio para bíceps.

H) Ejercicio para abdomen.

 

Mas complicado, pero trabaja todo el cuerpo. Este tipo de entrenamiento esta recomendado en especial a los principiantes, siendo mas complejo, lo que significa que cada grupo muscular será tratado mas superficial. Un culturista avanzado beneficiara de mas volumen e intensidad por grupo muscular, por eso esta recomendada la primera opción de entrenamiento de todo el cuerpo, la opción con solo 3 ejercicios, y posiblemente unas series para los grupos mas pequeños, como bíceps/tríceps o piernas.

 

La lección para aprender es que también similares entrenamientos funcionan, y deberían ser incluidos junto con los entrenamientos divididos por grupos musculares. La variación es la mas fuerte herramienta cuando quieres construir masa muscular. También el cambio entre semejantes entrenamientos atrae una gran variedad de estímulos nuevos.