El mejoramiento de la utilización de la testosterona con L-carnitina

Probablemente lo más importante elemento cuando se trata de crecimiento enorme de los músculos es la capacidad de utilización al máximo de los niveles de testosterona disponibles en el organismo. Pero, ningún suplemento no ha sido concebido para empujar la testosterona directamente en el músculos. Por lo menos, no hasta ahora!

L-carnitina

La testosterona es la más fuerte hormona de construcción de la masa muscular del cuerpo. A pesar de todo esto, 98% de este, no es testosterona libre, y es inútil en la promoción del anabolismo. Pero la testosterona libre se puede utilizar para el crecimiento muscular.

Como solo 2% de la testosterona total es libre, encontrar una modalidad de mejorar la utilización de la testosterona libre, sin afectar la producción natural de testosterona, es un progreso inmenso.

La única modalidad de hacer esto es mediante el aumento del número de receptores andrógenos de los músculos. Y esto nos lleva a la l-carnitina.

En un estudio innovador, los investigadores de la Universidad de Connecticut testaron los efectos de la l-carnitina sobre la utilización de la testosterona libre. En los 21 días de estudio, l-carnitina aumento los receptores andrógenos disponibles antes del entrenamiento, en comparación con el grupo placebo.

Los receptores andrógenos medían la influencia de la testosterona libre sobre la síntesis de las proteínas, asi un aumento de su número permite la utilización mejorada de esta testosterona libre a nivel de las fibras musculares. Por eso el estudio del que hablaba más arriba es tan importante para los culturistas.

Los efectos de la l –carnitina de atracción en las células musculares de una cantidad más grande de testosterona libre es la clave de un crecimiento muscular aumentado. Y sus efectos no paran aquí. También se noto que l-carnitina tiene propiedades que apuran la regeneración muscular. Se utilizo la resonancia magnética (RMN) para testar los efectos de la adición con 3 gramos de l-carnitina. Esta cantidad es suficiente para crecer los niveles plasmáticos de carnitina para un hombre sano, que hace entrenamientos con pesas, regulado.

L-carnitina reduce el catabolismo inducido por el entrenamiento y la generación de radicales libres;  en otras palabras, l-carnitina favorece la creación de un entorno anabólico optimo para la recuperación después del entrenamiento.

Lo malo en todo este cuento sobre l-carnitina es que muchos estudios demostraron su flojo impacto cuando se quiere quema de grasas. A pesar de esto, los suplementos cu l-carnitina son aun promovidas como quemadores de grasa. Sería más inteligente utilizar l-carnitina para sus efectos sobre los receptores andrógenos y de creación de un entorno anabólico; las posibilidades de registrar progresos en el desarrollo de la musculatura son mayores que adelgazar utilizando l-carnitina.