¿Qué son los esteroides?

Los esteroides anabólicos  son sustancias químicas relacionadas con la testosterona, con propiedades andrógenos más reducidos que esta, pero sin perder sus propiedades anabólicas: favorecen la acumulación de fibra muscular y tejido óseo. Aunque la meta final de la experimentación en este campo sería la fabricación de un esteroide que pierda todas las propiedades andrógenos específicas de la testosterona, parece  que esta no será alcanzada nunca y, por este motivo, la denominación correcta de los esteroides debería ser esteroides anabólico-androgénicos. Otro motivo por el cual se ha experimentado con esteroides ha sido la ineficiencia de la administración oral de la testosterona, que llega a ser inactiva, al pasar por el hígado, en un 98%. Como un sólo 2% de la cantidad administrada llega en la sangre, la testosterona tiene un grado de eficiencia muy pequeño.Aunque la denominación correcta sería esteroides anabólico-androgénicos (EAA o AAS, por sus siglas en inglés), utilizaremos desde ahora en adelante un nombre más simple: esteroides.

Desde los años 30 se ha demostrado que la administración de esteroides a los animales produce el crecimiento de la masa muscular y del tejido óseo. Por esta misma razón el consumo de estos se ha expandido rápidamente entre los halterófilos y los culturistas. Durante la Segunda Guerra Mundial los científicos alemanes han sintetizado esteroides y han experimentado, tanto en presos de los como en soldados, los efectos de la administración en humanos.

Otro punto importante es el tiempo de acción de los esteroides, debido a que unos se asimilan antes que otros. Para incrementar la eficiencia se debió aumentar el tiempo que los esteroides permanezcan en la sangre. La solución inicial encontrada fue modificar la molécula de testosterona añadiéndole un grupo alquino en la posición 17. El resultado ha sido una mejor eficacia de los esteroides mediante la toma por vía oral, pero resultaron muy tóxicos  para el hígado. Por otro lado, existen los esteroides inyectables,  sustancias no tóxicas para el hígado, aunque hay excepciones: stanozolol, methandrostenolone y anadrol, que son los 17 alfa alquilatos.

Hoy en día existen cientos de esteroides, siendo los más conocidos: boldenona, clortestosteron, drostanolon(masteron), fluoxymesteron(halotestin), mesterolon(proviron), metandienona(naposim), metenolon(primobolan), nandrolona(decanofort), oxandrolona(anavar), oxymetolona(anapolon), stanozolol(winstrol), trebnolona(finaject).

 

undefined