La testosterona desatada

Vamos a empezar con unas preguntas! El segundo dia después de la Navidad, empaco los regalos recibidos de inmediato? O, atarias una mano a la espalda antes de ponerse a pelear con alguien? O ir al gimnasio? Atarias su novia de la cama antes de …. Ok, esto es otra cosa, vamos a saltar! Entendio la cosa; no nos atamos solos los ojos si queremos obtener algo.

Es un cuento diferente en el caso de la testosterona? Aunque discutible, probablemente no. pero, el principal objetivo en el culturismo es de añadir mas testosterona en lugar de liberar al que ya tenemos. Los visados saben que la mayoría de la testosterona que nos circula en la sangre es adjuntada a una proteína transportadora – que lleva el nombre de SHBG (sex hormone binding globuline). SHBG es una proteína plasmática que une específicamente los andrógenos y el estradiol circulante. Es sintetizada por las células hepáticas y emitida en el circuito sanguíneo, donde tiene un tiempo de media de aproximadamente 7 dias. Su secreción es controlada por los niveles circulantes de andrógenos y estradiol.

También existen otras proteinas que transportan otras hormonas, nutrientes, etc. pero SHBG levanta un interés aparte! Junto con la albumina, une casi 98% de la testosterona del organismo, deteniéndolo en ejercitar su efecto anabólico sobre los musculos.

Imagínense poder reducir la testosterona unida de SHBG a 96% o hasta a 90%. El impacto biológico puede ser mayor. Se conoce que si desunimos la testosterona de esta proteína, la hormona libre ejercita una mayor acción que el total de la testosterona. Ah, si se podría hacer esto con medios practicos! La producción endógena de testosterona seria mucho mas eficiente, y la administración de cualquier andrógeno tendría efectos mas acentuados. La ultima postura conduce al ahorro de dinero y a una utilización mas eficiente de los esteroides. Y estos no son cosas triviales!

Antes de entrar en detalles practicos, voy a decir unas cosas sobre SHBG y la albumina – y reconozco que voy a entrar en unos detalles teoricos! Aunque también la albumina une la testosterona, no lo detiene en llegar a los receptores celulares del tejido muscular y manifestarse. Asi que la albumina es una proteína mucho mas transportadora que una que une. Aunque la albumina no es un motivo de preocupación; parece tener hasta efectos beneficos, en lo que concierna la testosterona.

SHBG, en cambio, tiene una afinidad crecida para la testosterona. Debido a su avaricia por esta hormona, se considera que reduce mucho los efectos fisiológicos de la testosterona. Tanto que el termino de “testosterona no unido a SHBG” es mas popular que la “testosterona libre”. SHBG se une mucho mas fuerte de la testosterona, que lo hace del estradiol y estron (estrógenos). Asi, un cambio en los niveles SHBG conduce a un cambio significativo (declive) de la testosterona libre, en comparación con los niveles del estradiol. Un crecimiento de SHBG puede conducir al crecimiento de la relación estradiol: testosterona, y asi provoca los síntomas de la “estrogenizacion”.

Probablemente que sois ansiosos de contarles como disminuir los niveles de SHBG y utilizar mas eficiente la testosterona que ya tenemos. No quiero teneros en espera, asi que vamos a mirar unos hechos conocidos e investigados:

- la subnutrición es asociada con los niveles crecidos de SHBG

- igual el sobre entrenamiento

- la sobre nutrición disminuye los niveles de SHBG

- la insulina es al revés proporcional con los niveles de SHBG

- ciertos suplementos parecen reducir la conexión de la testosterona de SHBG.

De la lista mas arriba indicada vamos a aprender que los periodos de comer excesivo empiezan desde los procesos anabólicos mediante una variedad de métodos. Si comes como un “mariquita” (ya saben solo cuando tengan hambre), te deja con una relación testosterona: estrógeno, que te haga gritar como una niña.

Vamos a tomar los 5 conceptos por turno. Comer menos que necesitas, tener una dieta de definición, crecen los niveles de SHBG. Los periodos extendidos (semanas) de semejantes practicas, con un consumo calórico y de grasas reducido, conllevan a un crecimiento masivo de SHBG y asi con una eficiencia reducida de la testosterona.

Estos conocimientos sostienen el concepto de las dietas cíclicas, como las ketogenicas. Estas no son solo privativas. Los periodos de fines de semana en las que se come mucho, después de una semana de dieta estricta, previene el crecimiento de los niveles de SHBG igual como previenen la supresión de la triodotironina (T3), asociada con las dietas pobres en calorías.

Similar con la subnutrición, es el sobre entrenamiento. Varias semanas a la vez de entrenamientos intensos, y con un volumen crecido no solo que aumenta los niveles de cortizol de la sangre, pero también las de SHBG, interfiriendo con la acción de los andrógenos. La receta perfecta para el catabolismo! No nos extraña que muchos culturistas profesionales pierdan tanta masa muscular antes de una competencia, a pesar de la administración de andrógenos (esteroides). En general, en esos periodos sigue una dieta muy restrictiva y también se sobre entrena. Probablemente el mas adecuado termino para este fenómeno de subnutrición/sobre entrenamiento es “desequilibrio energético negativo”. Si sigues de mucho tiempo un programa de entrenamiento difícil, seria bien que comas.

En lo que concierna los puntos 3 y 4 de la lista, parce que comer en exceso (cuando se quiere obtener acumulación de masa) tiene meritos endocrinológicos. El consumo de calorías sobre el nivel de mantención, conduce a una regulación positiva de las hormonas anabólicas, convirtiendo la comida en masa muscular. En la agricultura, la facilidad mediante la que la comida, se convierte en tejido, se llama la eficiencia de la alimentación. Es una de las modalidades mediante las cuales funcionan sustancias como Clenbuterol o hasta el acido linoleico conjugado (CLA). Pero también si estos adyuvantes, el simple hecho de comer sobre el nivel calórico de mantención dispara el anabolismo. Una parte de este proceso puede ser explicado mediante la mejora de la acción de la testosterona (menos SHBG). Vamos a estudiar este concepto.

Las concentraciones de insulina endógena (producida en el cuerpo) son mayores cuando se come mucho y frecuente (vamos a decir de dos en dos horas). Esto ocurre con todo el mundo, con excepto de los que sufren de diabetes tipo I. La insulina es muy anabólica y anti catabólica por si sola, pero parece que reduce también la producción de SHBG, conduciendo a una disminución de esta proteína en la sangre.

El resultado es un nivel mayor de testosterona desencadenado y realiza su trabajo anabólico. Estas cosas son apoyadas por un estudio realizado sobre los gemelos idénticos, a los que se les dio de comer con 1000 calorias mas sobre los niveles de mantención, durante 100 dias. Esto condujo a la disminución del SHBG. Por lo tanto, en teoría, comidas grandes y reguladas, ayuda al crecimiento de los musculos y debido al crecimiento del nivel de testosterona libre.

Esto no significa que la practica ha de ser llevada al extremo; la elección correspondiente de los nutrientes durante las fases de hiperinsulinemia es critica. Comer hamburguesas con patatas fritas una vez en unas horas les ayudara a desarrollar su tripa y no los musculos. Dar al organismo azucares simples junto con grasas no saludables, cuando en el cuerpo existe ya mucha insulina, es un billete hacia obesidad.

No quiero trastornaros sobre la insulina. Es una hormona con dos caras! El páncreas secretara suficiente como respuesta a una variedad de estimulos. Te puede engordar o te puede ayudar a que te pongas musculoso. Puedes manipular naturalmente esta hormona, como otros, pero no existe una via fácil para hacer esto. El truco es de usar sus propiedades anabólicas sin provocar la deposición de estrato adiposo.

Por lo tanto, que nutrientes hay que correr por la sangre, junto con los niveles grandes de insulina? En principal aminoácidos, con algo (pero no muchos) carbohidratos. Una comida formada por 30-50 gramos de proteinas y 50-70 gramos de carbohidratos complejos una vez en 2-3 horas es optima.

Alimentos como tuna en lata en zumo propio, salmon en lata o fresco, pescado en general, pollo o pavo, carne blanca y de vacuna o un batido proteico, son buenas opciones. Junto con los cereales integrales, las patatas dulces y las legumbres en general, hasta también frutas mezcladas en proteína, dicen al páncreas que es tiempo a trabajar.

Van a haber suficientes aminoácidos para que la insulina tenga que meter en los musculos, y la glucosas cuanto para rehacer las reservas de glicógeno de los musculos, sin quedar demasiada para ser transformada en grasa. Y sobre nuestra discusión androgena, SHBG será a un nivel reducido.

Algo mas! Un consumo crecido de carbohidratos para crecer los niveles de la insulina funciona solo en la primera mitad del dia. Con la noche el organismo es ya intolerante a la glucosas, y aumenta el riesgo de que estos carbohidratos estén transformados en tejido adiposo. Asi que por la noche céntrense para la energía en las grasas, no en los carbohidratos.

Aunque no igual de insulinogenas como los carbohidratos las grasas, las que vienen del aceite de oliva, semillas de linaza, aceite de pescado, son una buena asociación con las proteinas por la noche.

Mas corto dicho, comer 3 comidas compuestas de proteinas – carbohidratos en la primera parte del dia y luego dos comidas proteinas-grasas es una estrategia decente de “emancipación de los andrógenos”. Les mantiene los niveles de insulina elevadas, concomitante con la aseguración de los correspondientes nutrientes y la mantención baja del SHBG. El crecimiento en el tiempo de la testosterona libre, ayudara a la insulina manifestar las propiedades anabólicas/anti catabólicas. Y no olviden que los entrenamientos pueden ofrecer una comida mas compuesta por carbohidratos, justo después de su finalización, asi que aprovechen de esto.

Ahora que sabemos como comer para reducir los niveles de SHBG vamos a hablar también sobre los suplementos. Probablemente lo mas interesante es Avena Sativa, o avena verde. Parece que puede combatir SHBG, la avena verde teniendo la propiedad de liberar la testosterona de su conexión asi como esta proteinas.

Otra practica es de crecer los niveles totales de testosterona mediante la administración de prohormonas. Estas crecen tanto los niveles de la testosterona unida de SHBG como también de la testosterona libre. Podemos especular que una prohormona (u otro esteroide) junto con un suplemento a base de avena verde, y con la manipulación de la insulina de manera natural o artificial (no recomendaría a nadie la parte con la manipulación de la insulina artificial – es muy, pero muy peligroso), es una combinación ganadora en la construcción de masa muscular.

Para conclusionar nuestro plan de desencadenamiento de la testosterona, hay que:

1. Comer de 3 en 3 horas, en la primera parte del dia combinando proteinas y carbohidratos, y luego proteinas con grasas saludables.

2. Asegurar el descanso adecuado – por lo menos dos días libres a la semana – para prevenir el sobre entrenamiento.

3. Limitar los programas de entrenamiento muy intensos en unas semanas.

4. La administración de suplementos a base de avena verde, en ciclos de 2-4 semanas. Y eventual añadir un suplemento con prohormonas.

Como SHBG varia de persona a persona hasta con 40-50%, los métodos mas arriba mencionados de desencadenamiento puede ser la clave del suceso para los que tienen los niveles aumentado de esta proteína y no lo saben. Si tienes progresos mas reducidos de un ciclo de andrógenos (sean ellos esteroides o suplementos que aumentan la producción de testosterona) en comparación con tu amigo quien utiliza las mismas sustancias, SHBG podría ser la causa. E igual estas informaciones son lo que te faltaba.